Locations of visitors to this page

El barco del exilio, proyecto educativo


Celebramos el 80 aniversario del exilio republicano y los seis años del proyecto educativo "El Barco del exilio" con la certeza del regreso: la memoria recuperada y convertida en aprendizaje.

Los recursos generados están a vuestra disposición:
https://sites.google.com/site/elbarcodelexilioguiadeviaje/

Aprender con las mujeres: Literatura contemporánea en clave de género
https://sites.google.com/view/aprenderconlasmujeres/p%C3%A1gina-principal
Biblioteca Internacional de Expaña (en Symbaloo): la pulsión incluyente
https://sites.google.com/site/elbarcodelexilioguiadeviaje/recursos-para-...
Escuelas en Red @RodrigJG por la acogida y el refugio
https://sites.google.com/site/elbarcodelexilioguiadeviaje/recursos-para-...
Filmoteca del exilio en Filmin
https://sites.google.com/site/elbarcodelexilioguiadeviaje/recursos-para-...
Leer el exilio
https://sites.google.com/site/elbarcodelexilioguiadeviaje/recursos-para-...
Narrativa digital: videojuegos
https://sites.google.com/site/elbarcodelexilioguiadeviaje/recursos-para-...

Comunicación en red.
El Barco del Exilio es fruto de todas las variantes de la comunicación en red durante seis años (2013-19). Lo hemos hecho posible una multitud de participantes, en decenas de escenarios. El modelo de aprendiz exiliado no es un ejemplar único, sino que tiene muchos rostros: una identidad múltiple en contextos sociales diferentes. Comprende las emociones de los demás. Puede ayudar y ser ayudado.

Empatía con el exilio, en la base del aprendizaje.
¿Quién de nosotras ha vivido el exilio? La democracia en España y en Latinoamérica ha dado lugar a una generación de regresados y otra de personas que han crecido en su patria. Pero las culturas hispánicas tienen una memoria milenaria de viajeros y supervivientes, a pesar de quienes los expulsaron. Los últimos exiliados españoles son los jóvenes quincemayistas que no se han resignado a un destino fatal.

El proyecto-Barco ha convertido en mirada reflexiva la memoria del dolor, el compromiso y el amor exiliado. El Barco es el ojo que mira a las generaciones futuras y la cámara o la pantalla que recupera la memoria de esa esperanza. La imagen en blanco y negro ha adquirido el color de un amanecer y se ha hecho interactiva, gracias a los escenarios digitales y los proyectos educativos.

Traspasar el Muro.
Muchos docentes actuales eran niños o jóvenes cuando Pink Floyd publicó “The Wall”. Hemos soñado con una escuela sin muros o un aprendizaje fuera de los muros. El proyecto-Barco surge del agujero que han abierto las nuevas tecnologías y, sobre todo, de las posibilidades de comunicar con quienes están más allá: las redes sociales, los proyectos colaborativos, la educación expandida, los aprendizajes ubicuos.

Comenzó siendo un barquito en busca de nuevas orillas, en perpetuo movimiento o en revolución permanente… hacia los otros que eran nuestros parientes, nuestros semejantes, nuestros avatares, nosotros mismos en otras épocas, con emociones y pensamientos comprensibles, todos humanos, en fin.

El diseño de aprendizajes expandidos.
Para expresar todo lo que no sabíamos o solo conocíamos de oídas nos han hecho falta treinta escenarios digitales y una decena de redes sociales. En ellos han cabido todos los géneros de comunicación imaginables: textos escritos, orales, icónicos, audiovisuales, multimodales, interactivos. La educación expandida no es un producto del azar, sino que puede ser fruto de un diseño abierto a lo inesperado.

El orden inmanente se encuentra en veinte proyectos de aprendizaje de educación formal, que abarcan lo inabarcable: desde la memoria de los exiliados hasta la actualidad de los migrantes. Pero habría sido imposible sobre un currículo tradicional de lecciones o unidades. Era imprescindible trabajar por medio de proyectos, cada uno según el perfil real de los aprendices, que se plantean problemas, conciben tareas, logran productos.

El propósito era, desde el principio, conectar las mentes y las interacciones de aprendices en el aula con usuarios de las redes sociales, todos ellos migrantes digitales, gracias al esfuerzo de un grupo de colaboradores. La participación comprometida de personas con un interés desinteresado y un servicio público es la mejor garantía de que la red sea segura, tanto en las formas cuanto en los contenidos.

La comunidad multiplicada en distintas plataformas da lugar a peculiares juegos de lenguaje. El Barco hace uso de roles ensayados por los social media, el transmedia o el MOOC: dinamizador, procurador de contenidos, facilitadores que ayudan e inician a otros, organizadores de proyectos, los aprendices visibles en cada uno de ellos, aprendices invisibles en las redes, testigos e informantes que cuentan la experiencia propia o ajena.

¿Cómo funcionan las redes?
Cada una de las redes ha dado pie a una posibilidad de socialización virtual-real.
http://vimeo.com/70099303

La comunidad de avatares y testimonios en Google + ha servido de escenario a un juego de rol, en el que participan los aprendices mientras asumen la memoria y las emociones de una persona exiliada. Pero también ha permitido que otros miembros de la comunidad compartan creaciones o documentales, gracias a la usabilidad del medio.
https://plus.google.com/u/0/communities/117659489295683847393
https://www.thinglink.com/scene/791346516248756224?buttonSource=viewLimits

La comunidad Twitter ha ido adquiriendo peso a lo largo de los años, hasta convertirse en una red densa con más de dos mil seguidores, entre ellos muchos especialistas en medios, y una serie continua de interacciones. Ha servido para coordinar a los colaboradores más comprometidos, tanto como para invitar o iniciar a nuevos participantes.
https://twitter.com/exilioyregreso

La comunidad de Facebook tropieza con las limitaciones propias de su diseño: un muro demasiado estrecho, una página poco flexible. Aun así, no puede desdeñarse su valor para conectar con 1600 usuarios hasta engendrar casi 150.000 visitas durante el primer año (2013). En la gráfica se manifiesta el impacto de la profesora argentina Aida Beatriz Sánchez, quien ha dinamizado y procurado contenidos a un público latinoamericano.
https://www.facebook.com/barcodelexilio/
https://sites.google.com/site/elbarcodelexilioguiadeviaje/home/2012-13-e...

Educación abierta.
El trabajo en red permite la mezcla con otros proyectos, que comparten el interés por abrir el currículo e integrar las inteligencias múltiples en aprendizajes activos. Hemos creado en común con La Tribu del Cine, Queremos Musicarte, Callejeros Literarios, Mail-ART en Salamanca, Un paseo con Machado, etc. La navegación a través de los proyectos muestra que la web es un crisol de oportunidades.

En la mayoría de los proyectos de aula, la técnica de la clase al revés se ha convertido en reflipped learning, el derecho del revés, en la medida que los aprendices asumen roles activos, como creadores de contenidos, mientras que los docentes multiplican sus habilidades como facilitadores. Mejor que producir vídeos académicos, el ideal es que los jóvenes aprendan a crear y editar objetos educativos.

Las producciones de los participantes se convierten en el mejor libro de texto. Basta visitar el Google Site del Barco del Exilio para imaginar su utilidad. No son contenidos reproducibles, sino prácticas probadas. Dadas las dimensiones del proyecto-Barco, estamos hablando de una parte muy relevante del currículo de las ciencias humanas y sociales en cualquier nivel educativo.

#RegresoFeminista.
El Barco se dedica desde 2018 a la memoria de las mujeres que han sido y son constructoras de una auténtica (o nueva) modernidad.
https://sites.google.com/site/elbarcodelexilioguiadeviaje/el-barco-femin...

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options

CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.